lunes, 8 de noviembre de 2010

En tu casa


¿Cuantas veces te has preguntado donde puedo comprar churros? Seguro en la panaderia encuentro, y cuando llegas no tienen, o tienen y no estan muy buenos.
Nosotros tenemos siempre churros, donas berlinesas, torta fritas y pastelitos.
Para el deleite de tu paladar, por ahora estamos en Ciudadela, Ramos Mejía, Liniers, Lomas del Mirador e inclusive San Justo, Buenos Aires y seguro nos verás pasar por la puerta de tu casa todas las tardes durante todo el año.

El frio intenso y el calor del verano es propicio para disfrutar de nuestros productos, con el mate, te, chocolate, u otras bebidas que prefieras, cuando nos escuches pregonar por las calles de tu barrio no lo dudes llamanos y no te vas a arrepantir  de tu compra.
Tambien podes hacer pedidos al tel 4488-8882
¨Pero solo podemos asistir a la zona de influencia antes detallada.

Churros

El Churro es un fruto de sartén hecho con masa de harina de trigo. Su superficie crocante en contraste con la suavidad de la masa central resulta exquisita y distingue a nuestros churros de los demás y de cualquier otro tipo de factura.
Fruto de sartén de forma cilíndrica estriada, hecho con masa de harina de trigo espolvoreado con azúcar. Su superficie crocante en contraste con la suavidad de la masa central resulta exquisita y distingue a nuestros churros de los demás y de cualquier otro tipo de factura.

Pastelitos

Se dice que en la sociedad colonial algunos porteños mandaban a sus esclavos a comercializar los deliciosos pastelitos rellenos de dulce de membrillo y batata.
Estas esquisiteses son in manjar para el paladar argentino, y latinoamericano.
Se los suele disfrutar los días de lluvia, y para las fechas patrias, pero aqui en churros Alejo podes pedir todos los días  los gustosos pastelitos.

 

Torta Fritas

La torta frita (alemán: Kreppel) es un bocado típico del Río de la Plata, y posteriormente extendido a otros países en los que se la conoce con un nombre diferente.
Torta frita.
Se compone básicamente de harina de trigo, azúcar o sal, huevos en algunos casos, leche y agua, ingredientes que se mezclan y se fríen en grasa vacuna. También puede agregarse levadura química o natural.
Por lo general, su forma es circular o en rombo y tiene un pequeño corte en el centro, como si fuera un ombligo. Este diseño la caracteriza y su función es facilitar la cocción.
Según costumbre, son dulces o moderadamente saladas, ya que a la masa se le agrega solamente una pizca de sal en algunos casos. Otras recetas, siguiendo el proverbio sobre gustos no hay nada escrito, adicionan dulce de membrillo dentro de la masa antes de freirlas o hasta hay quienes las untan con dulce de leche una vez terminadas. Las tortas fritas son de rápida preparación y cocción. Su alto contenido calórico no ha derribado la costumbre ya que su consumo esporádico no implica mayores consecuenicas y además son muy sabrosas.
En el imaginario colectivo, se refuerza la idea de consumirlas como un alimento de ocasión, con la propuesta de que los días de lluvia son ideales para comerlas para acompañar el mate. También se cree que el origen de esta costumbre se debe a que antiguamente los gauchos de campaña juntaban el agua de la lluvia para hacer la preparación de la masa, por lo que mas adelante quedó la costumbre de hacerlas cuando llueve. Además, se pueden comprar en puestos, en ferias o en las calles siempre a precios módicos que rondan los 25 centavos de dólar.
En Chile existe un pan frito similar, llamado sopaipilla

Origen

Esta palabra se fue decantando semánticamente hasta llegar al significado que está propuesto en la definición. El origen de estas pequeñas tortas es germano. Sin embargo, no fue a través de ellos que llegó a América en una primer etapa sino con los españoles y los árabes. Estos últimos llamaban "sopaipilla" a esta torta, que a su vez proviene del germano Suppa y significa "pan mojado en líquido". Los árabes habían tomado esta receta durante su tiempo en Europa Central y el vocablo fue traducido al español como "masa frita". Posteriormente, cuando la invasión árabe atacó a España, la costumbre fue adpotada y más tarde llevada a algunos sectores de América.
Posteriormente, los alemanes del Volga que emigraron a la Argentina y Uruguay a partir de 1878 llevaron exactamente la misma receta, aquella que habían aprendido de sus ancestros desde la Edad Media. Como consecuencia de esto, en las ciudades cuya población está compuesta por mayoría de descendientes de alemanes del Volga como en Coronel Suárez en la Provincia de Buenos Aires o Crespo en Entre Ríos entre otras, las tortas fritas son conocidas como Kreppel que es la forma en que se las denomina en el originario alemán.
La Kreppelfest de esta comunidad también fue adoptada por el resto de Argentina, e incluso se la organiza a nivel provincial. Su nombre fue traducido como la "Fiesta de la torta frita"

Donas

Historia

Los orígenes del dónut se disputan; unos historiadores afirman que sus precursores se pueden encontrar entre la gente medieval del norte de Europa, pero la forma popular que se asocia hoy en día con el término doughnut se realizó por primera vez en 1847, cuando un marinero llamado Hanson Gregory, hiciera el famoso agujero con la tapa de un pimentero de un barco,[4] para solucionar el problema de que la masa no se friera bien en el centro.
Se considera generalmente que el origen del dónut viene del dulce navideño holandés oliebollen (bolas de aceite), que estos trajeron a Nueva Ámsterdam (futura Nueva York) en el siglo XVI. En los siglos siguientes evolucionó hasta el dónut que hoy en día se conoce.

 Descripción

Hay muchos tipos de dónuts; algunos están glaseados con varios colores y a veces llevan confites, otros están rellenos de mermelada o natillas. Las tres clases de dónuts son el tipo pastel, los leudados (fermentados con levadura), y los tradicionales. Un dónut tiene en promedio aproximadamente 300 calorías y 25 g de grasa.
Los dónut con forma de anillo se hacen juntando los extremos de un pedazo largo y delgado de masa o usando moldes que cortan simultáneamente los pedazos externos e internos, quitando la masa en el centro. El pedazo restante es cocinado o devuelto a la masa para hacer más unidades. Un dónut en forma de disco puede ser puesto en un molde toroidal para que aparezca el agujero central.
Alternativamente, un depositor de dónuts puede usarse para ubicar un círculo de masa líquida directamente en el horno. Los dónuts pueden hacerse desde yemas hasta tipos especiales de masa para pasteles. Los hechos con yemas de huevo contienen cerca de 25% de aceite por peso; mientras que los de pastelería contienen alrededor de 20% de aceite. Los que son de tipo pastel se fríen cerca de 90 s a una temperatura de 190 a 198 °C, por los dos lados. Los que tienen base en yemas de huevo toman más tiempo, cerca de 150 s, a una temperatura de 182 a 190 °C. Los que son tipo pastel normalmente pesan entre 24 y 28 g, mientras que los hechos con yema de huevo pesan en promedio 38 g y son generalmente más grandes una vez terminados.
En algunos casos son alimentos ricos en grasas hidrogenadas, por lo que su consumo debe acompañarse de una vida activa y deben hacer parte de una dieta variada, para mantener la ingesta de calorías dentro de las recomendadas 2.000 díarias.

Dónuts.
Estos bollos dulces constituyen uno de los alimentos para el desayuno más populares de los EE.UU., donde, además, aparecen en el cine como uno de los dulces más consumidos por los policías de este país. Aunque también son muy populares en otros países de la cultura occidental; se encuentran desde en las salas de reuniones hasta en la cocina del agricultor. Algunas de las franquicias más conocidas son Dunkin' Donuts, Baskin Robbins, Krispy Kreme, y Winchell's Donuts.
Fuente. Wikipedia

Berlinesas

Si bien su origen es alemán, la inmigración germana a América ha logrado introducir este plato dulce en algunos países de Latinoamérica, a tal punto que se lo considera un bocado recurrente de la cocina local. De acuerdo al país en donde los colonos alemanes se han asentado, ha adoptado una denominación más o menos parecida:
Bola de Berlim portuguesa.
  • Argentina y Uruguay: Se las suele llamar "borlas de fraile". El uso corriente de tal expresión ha derivado en el término "bolas de fraile" (y en la expresión común irónica de "suspiros de monjas"). En ambos países también se sirve la variante rellena con dulce de leche, dulce de membrillo o crema pastelera de acuerdo al gusto de cada uno. Es un dulce típico argentino y uruguayo a la hora del desayuno o para acompañar el mate. El nombre genérico de Krapfen fue sustituído por el de facturas en Argentina y bizcochos en Uruguay.

  • Fuente. Wikipedia

Tentación

Crocantes y tentadores, parecen asociarse íntimamente a la noche. Se elaboran de madrugada y resultan el destino gastronómico predilecto para las tribus de jóvenes que escapan de los boliches cuando asoma el sol.
Los churros nacieron en España, con formas más redondeadas. Las facturas más alargadas, similares a los ejemplares vernáculos, allí se llaman porras. Los viajeros gourmandes peregrinan todos los años a Santiago de Compostela, donde el chocolate con churros adquiere dimensiones de manjar, elaborado artesanalmente.
Nuestro blog en